¿Quién paga la cuenta? Gravar la riqueza para enfrentar la crisis de la COVID-19 en América Latina y el Caribe

Publication date

27 Jul 2020

Share publication

Las previsiones de retroceso económico y social en América Latina y el Caribe son alarmantes. La COVID-19 golpea con fuerza la región marcada que tendrá que afrontar una contracción del 9,4%, una de las más severas en todo el planeta. La desigualdad, la informalidad y la insuficiente dotación sanitaria lastran las posibilidades de hacer frente a la pandemia. Pero son los más vulnerables quienes asumen el costo, hasta 52 millones de personas que podrían caer en la pobreza y 40 millones podrían perder sus empleos, un retroceso de 15 años para la región. 

Pero la COVID-19 no afecta a todos por igual, una élite se mantiene inmune al contagio de la crisis económica. Desde el principio de los confinamientos, hay 8 nuevos milmillonarios en América Latina y el Caribe, personas con un patrimonio superior a los mil millones de dólares. Las personas más ricas han aumentado su fortuna en US$ 48 200 millones desde marzo 2020, lo que equivale a un tercio del total de los paquetes de estímulo de todos los países de la región. 

Para hacer frente a esta crisis tan profunda, Oxfam propone una serie de reformas que recaigan sobre quienes más tienen y menos han sufrido la pandemia. Entre otros un impuesto sobre el patrimonio neto de las personas más ricas con el que se podría recaudar al menos US$ 14 260 millones, 50 veces más de lo que ahora se estaría recaudando sobre esta élite de grandes fortunas.

In the context of the COVID-19 pandemic, forecasts for economic and social decline in Latin America and the Caribbean are alarming. The region will face a 9.4% contraction in its economy, among the most severe in the world. Coping with the pandemic is hindered by inequality, weak and insufficient social protection and limited public health capabilities. Up to 52 million people could fall into poverty and 40 million could lose their jobs – a 15-year setback for the region.

Yet, an elite remains ‘immune’ to the contagion of the economic crisis. Since the beginning of the pandemic, there have been 8 new billionaires in LAC: 1 every 2 weeks since the lockdowns began. The richest people have increased their fortune by $48.2bn since March 2020, equivalent to a third of the total stimulus packages of all countries in the region.

In this paper, Oxfam proposes a series of reforms targeting those who have being less affected by the pandemic. They include a net wealth tax that could potentially generate $14.3bn, 50 times more than billionaires in the region pay now in theory, under current tax systems.